Juan Navarro Baldeweg Entrevista por Gala

“La mía ha sido una trayectoria personal y singular”

junio 18, 2014 por cm - No hay comentarios

Charlamos con el reconocido artista multidisciplinar Juan Navarro Baldeweg. Este arquitecto, pintor y escultor posee reconocimientos como la Medalla de Oro de la Arquitectura Española (2008), o el galardón de la X Bienal Española de Arquitectura (2009) y un numeroso número de obras artísticas a sus espaldas.

En una entrevista declaraba que “Pintar es un ejercicio continuo de imaginación”… ¿Desde su punto de vista, esto también sucede en un proceso arquitectónico? ¿Por qué?

Me parece importante señalar que el espacio imaginario en el que se originan y se desenvuelven nuestras reflexiones es un ámbito mental que excede lo que uno es capaz de idear y que es definido entre muchos, en un diálogo permanente y una interacción múltiple.

Ese espacio virtual de coexistencia queda así visualizado como el lugar de una creación colectiva. Y me inclino a creer que la arquitectura, en un sentido profundo, es en gran medida una encarnación física que incorpora muchos aspectos y señales de esa habitación plural. Ser transparente a esa entidad imaginaria, que llamaría antecedente, es condición radical de la arquitectura y uno de sus designios naturales es traer a la realidad material índices de ese ámbito espiritual.

¿Surge de usted un alter ego creativo diferente según la disciplina artística que lleva a cabo? ¿O es la manifestación del mismo yo creativo en cada una de ellas?

Mi trabajo como arquitecto y mi actividad como pintor o escultor son distintos, pero hay conexiones inevitables entre estas actividades. No me preocupan, en principio, las conexiones entre estas áreas, de manera que dejo que se desarrollen en una libertad inherente inicial, pero siempre ocurre que, al pertenecer al pensamiento y al hacer de la misma persona, la continuidad del trabajo en esas diversas áreas está garantizada.

En general, puedo decir que la habitación o el taller de la investigación de mi arquitectura se desarrolla en el estudio de artista (pintor o escultor).

Se ha definido su estilo como equilibrado, con una cuidada atención al paisaje, al juego de reflejos y la importancia de la luz… ¿Cómo definiría usted su “estilo” en Arquitectura?

La mía ha sido una trayectoria personal y singular, debida a una actitud en mi labor, a una postura sostenida en el tiempo. En cualquier objetivo del arquitecto, pensaba yo, debería estar presente esa arquitectura anterior como uno de los grandes asuntos a desvelar. Cualquier obra, cualquier casa es una casa que se destaca, se extrae de otra primera y esencial que es a la vez envolvente o soterrada, mayor o incluida, pues a través de la concreción de ésta es convocada precisamente aquélla. Así que mi actitud me condujo a una visión de la obra de arte y la arquitectura como un hecho fundamentalmente transitivo.

A lo largo de los años he venido definiendo y redefiniendo lo mismo, esa naturaleza transitiva que reclama y señala a algo fundamental y previo que está más allá de la obra concreta. Lo he manifestado por medio de expresiones metafóricas como que las obras sean fijadas por una “geometría complementaria”, o que la arquitectura sea como una “figura en un tapiz” o “el nudo en una red”, o una “caja de resonancia”, o que “la arquitectura es instrumento, pero lo que importa es la música”.

¿Por qué cree que es necesaria la adaptación de la Arquitectura a los nuevos tiempos? ¿Cuáles considera que son los principales retos?

La arquitectura española ha gozado en las últimas décadas de gran productividad. Pero la actual crisis afecta profundamente al ejercicio profesional. Esto invita, en mi opinión, a reconsiderar la esencia de la creación de la arquitectura, estimula a trabajar sobre lo ya hecho (estrategia ready-made) asumiendo actitudes que pueden afectar a la función, al sentido, al significado o a la función de lo existente y, así, ser interpretado de un modo nuevo aún sin grandes alteraciones o construcciones.

Ha declarado que existe la necesidad de reutilizar materiales con el fin de aproximarse a la naturaleza ¿Qué función, desde su parecer debe tener la Naturaleza en las obras arquitectónicas?

Doy una gran importancia a la naturaleza física del lugar en que se instala un edificio. Esa naturaleza es en gran medida abstracta y abarcadora, como por ejemplo, la luz (mediterránea, atlántica, continental, etc) que afecta los efectos que produce en las reflexiones y en la percepción de los materiales. Otro aspecto general es la topografía, que puede obligar a crear adaptaciones formales indicativas de una situación anterior a lo construido; el suelo, las características minerales, la piedra, su dureza, su color.

Más info sobre su trayectoria como arquitecto…

Más info sobre su trabajo como artista multidisciplinar